Consultorio

Consultorio 312,  Torre A - UMN

Los lugares más habituales en los que un ginecólogo puede ejercer son en un hospital o en una clínica pública o privada, así como en un centro de planificación familiar. Para una cita de seguimiento lo más normal es acudir a una clínica, mientras que si se trata de una urgencia o del seguimiento de un embarazo complicado, los hospitales suelen estar mejor preparado e incluso especializados en este tipo de situaciones.

Todas las consultas de ginecología están equipadas con un sillón especialmente creado para esta especialidad, como el sillón de ginecología hidráulico de la marca Ecopostural con dos reposa pies. Este tipo de sillones facilita el trabajo del ginecólogo al mejorar la visibilidad durante la exploración de la cavidad uterina.

Patologías Tratadas

El ginecólogo debe asegurar la buena salud del órgano genital femenino y diagnosticar, tratar y prevenir las infecciones y las enfermedades de transmisión sexual (sida, sífilis, clamidia, micosis, condilomas, etc…).

El ginecólogo obstetra acompaña a sus pacientes en su deseo reproductivo. En caso de que el embarazo natural no sea posible, puede proponer diferentes soluciones de reproducción asistida como la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV). Una vez el embarazo comienza, el ginecólogo obstetra realiza un seguimiento del mismo a través de ecografías regulares con la ayuda de un aparato específico como el Doppler fetal Sonoline C.

El ginecólogo puede también realizar operaciones quirúrgicas si es necesario, principalmente en los partos por cesárea, lo que significa que debe poseer conocimientos médicos especializados de ambos metabolismos.

El papel del ginecólogo obstetra

El ginecólogo es un médico especialista en la fisiología de la mujer, de su aparato genital, de la asistencia reproductiva y del seguimiento durante el embarazo.

Es importante acudir regularmente al ginecólogo (al menos una vez al año) para realizar una citología y asegurar que no existe ninguna infección, además de para detectar a tiempo el cáncer de útero. El ginecólogo asegura igualmente que los senos de la mujer no presenten ningún tipo de anomalía, como quistes, los cuales pueden indicar la presencia de un cáncer. Sólo con realizar una palpación mamaria se puede detectar fácilmente una posible anomalía.

Durante el embarazo, es esencial consultar un obstetra para asegurar el buen desarrollo del mismo y el crecimiento normal del feto.